Fernando Ayala: Deber de memoria

Señalaba el filósofo Reyes Mate en un artículo, del que prácticamente plagiamos el título, que el deber de Memoria nos exige reflexionar sobre la Historia política que nos llevó a la catástrofe, así como sobre la influencia de los nacionalismos.

En nuestro caso, a la denominada últimamente “guerra de España”. Esta es una de las razones, por las que instituciones, como la Diputación de Cáceres, se vuelcan en rescatar del olvido y en concienciar sobre la importancia de la Memoria Histórica y Democrática. Y lo va a poner en marcha, a través de proyectos con la Universidad de Extremadura, implicándose en la educación, en la actuación en museos y en actividades interdisciplinares, como pueden ser la música, la literatura, el arte… En el lado opuesto, nos encontramos con la indigencia intelectual de una derecha regional que sigue insistiendo en no comprender conceptos tan bien definidos en la Ley autonómica actual, como es la definición de víctima.

Posiblemente quieran derogar esta norma que nació, no sólo del consenso, sino del esfuerzo conjunto entre las Asociaciones, la Universidad y la Administración. Y lo justifican bajo preceptos falsos, como ya hemos comentado. Sería más comprensible, a mi juicio, explicar que lo van a hacer porque desean elaborar una nueva Ley más acorde con su ideología y que por consiguiente, es posible que esté muy alejada de lo que supuso la lucha por la Democracia y que, por lo tanto, se convierta en una Ley un tanto respetuosa con la Dictadura franquista, sus torturadores y asesinos ( dado que como ya han apuntado se pretende buscar la equidistancia, a lo que añadimos nosotros, ficticia: como se ha reiterado multitud de veces: no se puede equiparar a víctimas y verdugos).

Sin embargo, y con el ánimo de ser positivos, aunque poco crédulos, animo a la Junta de Extremadura a continuar las actuaciones de Memoria Histórica, como las exhumaciones que anunció recientemente la Directora General en la Comisión de Cultura y a colaborar con otras instituciones ( como el Estado, la Universidad o las Diputaciones).

Pero, más bien, tal como se ha expresado la propia Consejera, están presentando una despedida de estas iniciativas: hasta ahora había una preocupación por recuperar y dignificar. Veremos a ver qué pasa con la prevista Ley llamada de Concordia que, en principio, cuenta con la oposición manifestada por el movimiento memorialista.

sa unilateralidad debería hacernos pensar, como aludíamos al principio de la columna, en la reflexión que nos llevó a la catástrofe. Ejemplos como las miles de sentencias extremeñas de condenados por la Dictadura que se custodian en los Archivos Históricos Militares son una prueba más.

En definitiva, si alguien pretende dignificar a las víctimas franquistas, que se pregunte, si acaso no lo han estado ya durante más de 40 años de Dictadura. Que se pregunten si acaso existe alguna en Extremadura en una fosa, mina o cuneta. Y si fuese así, que se las saque, como se hace con las víctimas de la represión franquista. Pero para eso no hace falta una nueva Ley.

Foto del avatar
Acerca de Dpto. de Redacción 1128 Articles
Toda la actualidad de Jarandilla de la Vera

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Florencio Vallinot.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.